¿Tiene utilidad la hoja de medicación? Cómo confundirse con la mejor voluntad

Medical Care ha publicado un artículo comparando los resultados de comprensión de 3 tipos de instrucciones, que en el caso de 3 dosis/día eran
a) tome una pastilla tres veces al día
b) tome una pastilla con el desayuno, una con la comida y una con la cena
c) tome una pastilla con el desayuno, una con la comida y una con la cena, y se entregaba además una hoja con una sencilla tabla
Las conclusiones del artículo son
- Los que recibían las instrucciones tipo b) lo entendían mejor que los que recibían las tipo a).
- Los que recibían las instrucciones tipo c) lo entendían peor que los que recibían las tipo b).
Por lo tanto podría concluirse que el apoyo gráfico disminuye la comprensión de la pauta terapéutica. Pero como eso no parece muy lógico, vale la pena ir más allá del resumen y entonces se entiende mejor: el criterio de inclusión eran pacientes de 18 o más años. Los de exclusión fueron: problemas de visión o de audición, enfermedad grave o desconocimiento del inglés. Además las pautas eran muy simples, con una utilización de 3 medicamentos al día como media.
A partir de aquí podemos modificar un poco las conclusiones:
En cualquier paciente (desde los 18 años) con regímenes terapéuticos sencillos, dar las instrucciones con relación a las comidas es una buena pauta.
Yo personalmente, a mis pacientes polimedicados continuaré haciéndoles la hoja de medicación, y acordándola con ellos.
Publicado por Fernando Palacio