17 de septiembre, Dia Mundial de la Seguridad del Paciente: atención materna y neonatal segura

El 17 de septiembre se proclamó como Dia Mundial de la Seguridad del Paciente en 2019, durante la 72ª Asamblea Mundial de la Organización Mundial de la Salud, con el objetivo de impulsar medidas para reducir los daños evitables al paciente derivados de la asistencia sanitaria.

Desde entonces la OMS hace un llamamiento a la acción, cada año en torno a un tema específico, dirigido a profesionales, gestores y dirigentes del sistema sanitario, instancias normativas, instituciones académicas y de investigación, sociedades científicas, asociaciones de pacientes, pacientes, familiares y al conjunto de la sociedad. 

Este año la interrupción de los servicios de salud esenciales en todo el mundo causada por la pandemia de COVID-19 hace que la celebración de este día sea aún más significativa. 

El tema seleccionado para el Día Mundial de la Seguridad del Paciente 2021 es la "Atención segura de la madre y al recién nacido". La OMS señala este año la importante carga de daños evitables a los que están expuestas las mujeres y los recién nacidos cuando reciben una atención poco segura, especialmente durante y alrededor del parto. 

Incluso antes de la pandemia, morían diariamente unas 810 mujeres y 6700 recién nacidos, principalmente en el momento del parto, debido a las dificultades o incapacidad de las mujeres para acceder a una atención segura y de calidad, así como a la escasez de profesionales de la salud cualificados en algunas partes del mundo.

Con el eslogan "¡Actuemos ahora por un parto seguro y respetuoso!", la campaña tiene como objetivos 

  • Aumentar la concienciación mundial sobre los problemas de seguridad materna y neonatal, especialmente durante el parto
  • Involucrar a las múltiples partes interesadas y adoptar estrategias para mejorar la seguridad materna y neonatal
  • Hacer un llamamiento a todas la partes interesadas para que adopten medidas urgentes y sostenibles a fin de intensificar esfuerzos, llegar a las poblaciones más difíciles de alcanzar y garantizar cuidados seguros para las madres y los recién nacidos, especialmente durante el parto
  • Promover la adopción de las mejores prácticas en el punto de atención a fin de prevenir los riesgos y daños evitables para todas la mujeres y los recién nacidos durante el parto

La OMS facilita anualmente materiales para la divulgación de la campaña, también descargables en español.

Así mismo, propone a los 194 Estados Miembros que iluminen en color naranja los centros de trabajo, monumentos icónicos o lugares más conocidos, y que organicen actividades específicas en torno al día 17 de septiembre, para dar mayor visibilidad a la conmemoración de este día, e insta a compartir las iniciativas desarrolladas a través de un formulario electrónico. La información recabada será utilizada como referencia para evaluar la campaña y podrá aparecer en la página web del Dia Mundial de la Seguridad del Paciente 2021.
El acto central de la campaña será la Conferencia Mundial Virtual sobre la seguridad de la madre y el recién nacido. Se celebrará el mismo día 17 a las 14:00 (hora central europea de verano) y durará dos horas. La inscripción es gratuita y se dispondrá de traducción simultánea al español, entre otros idiomas.

En España, los responsables de la Estrategia de Seguridad del Paciente del Ministerio de Sanidad y de las Comunidades Autónomas, junto a la Sociedad Española de Calidad Asistencial (SECA), han organizado una  jornada virtual bajo el lema "Atención materna y neonatal segura" con los siguientes contenidos:

Conferencia inaugural a cargo de la Presidente de la Comisión de Seguridad SEGURNEO, de la Sociedad Española de Neonatología, Mónica Riaza Gómez

A continuación se presentarán las mejores prácticas, seleccionadas entre todas las enviadas por las Comunidades Autónomas, distribuidas en dos mesas:  

Mesa 1. Atención Materna Segura 

Mesa 2. Atención Neonatal Segura

Pilar Astier Peña, coordinadora del Grupo de Trabajo de Seguridad del Paciente de la Sociedad Española de Medicina Familiar y Comunitaria, se encargará de moderar la mesa de debate, en la que participan siete de las principales asociaciones y sociedades de profesionales, tanto del ámbito hospitalario como de atención primaria, directamente implicados en la asistencia a las madres y a los neonatos.

Para facilitar la divulgación en redes sociales de los contenidos y las actividades que se realicen alrededor de la jornada, el hashtag que propone la OMS es #WPSD2021. Es español, desde la SECA y otras cuentas de Twitter proponen #DiaMundialdelaSeguridaddelPaciente


Publicado por Sano y salvo


La actualidad en Seguridad del Paciente en un clic: últimos tuits de @sanoysalvoblog

Artículos, noticias y otros contenidos relacionados con la Seguridad del Paciente en general y especialmente en Atención Primaria, publicados en nuestra cuenta de Twitter @sanoysalvoblog*

*El equipo que mantiene @sanoysalvoblog está compuesto por Cecilia Calvo Pita @cecilicp y Jesús Palacio Lapuente @je_pala. Realiza la publicación de estas selecciones Txema Coll Benejam @txemacoll


Resumen de la Mesa de Comunicaciones 2 de la XIII Jornada de Seguridad del Paciente en Atención Primaria

 

El 16 y 17 de junio pasado se celebró la XIII Jornada de Seguridad del Paciente en Atención Primaria en formato virtual. Aina Perelló y Lourdes Luzón, miembros del grupo de trabajo de Seguridad del Paciente de Semfyc, moderaron la segunda mesa de comunicaciones seleccionadas para optar a ser premiadas, cuyo resumen pasamos a mostrar en esta entrada. En la mesa fueron abordados temas muy diversos en relación a la seguridad del paciente en tiempos de pandemia. Hemos podido observar el impacto de la pandemia en proyectos en curso o en el desarrollo de nuevos para adaptarse a la nueva realidad.
Maria Sanchez Ruiz de Gordoa, del servicio de farmacia del Centro San Francisco Javier (Servicio Navarro de Salud), nos contó con su comunicación "Circuito para la dispensación de medicamentos a recursos residenciales durante la primera ola de la pandemia de COVID" cómo durante la primera ola de la pandemia, impulsado por la subdirección de farmacia de la gerencia,  se aprovecharon circuitos preexistentes para el abastecimiento de botiquines de centros y consultorios de atención primaria para atender las necesidades de farmacia de los centros residenciales en cuanto al tratamiento de pacientes COVID leve y moderados, reagudizaciones de enfermedades crónicas y cuidados paliativos. De esta forma se centralizaron, sistematizaron y controlaron los pedidos de farmacia en estas circunstancias cubriendo y adecuando así las necesidades de unos 3400 usuarios.
Maria Dolores Conejos Miquel, de la gerencia asistencial de la Comunidad de Madrid, con la comunicación, "¿Qué riesgos esconde la atención sanitaria domiciliaria? Una inmersión en sus orígenes, efectos y posibles soluciones", expuso el desarrollo del análisis de los riesgos del proceso de la atención domiciliaria en pacientes covid y no covid, aplicando la metodología AMFE al proceso de atención domiciliaria. Las etapas con un mayor número de fallos identificadas fueron el registro en la historia clínica de la atención de la visita así como del tratamiento pautado. En las etapas del proceso de atención a pacientes COVID, la que presentó mayor número de fallos fue la valoración de riesgo. En cuanto a las causas de los fallos destacan como principales las prisas y los olvidos y la ausencia de protocolos y procedimientos. Por último se plantearon propuestas de mejora y la valoración del coste de su implementación.
Maria Antonia Fiol-De Roque, de la Fundació Institut d’Investigació Sanitària Illes Balears, con la comunicación titulada "SinergiAPS: Una intervención basada en Feedback de pacientes para mejorar la seguridad del paciente en Atención Primaria", nos presentó el resultado de una intervención dirigida a mejorar la cultura de seguridad de los pacientes en los profesionales a través de la percepción de la misma por parte de los pacientes mediante la herramienta SinergiAPS. A través de esta herramienta se mide la seguridad del paciente por parte de los pacientes mediante el cuestionario PREOS PC de forma online, se realiza un feedback a los profesionales mediante informes de resultados generados por la misma plataforma y se lleva a cabo un plan de acción en los centros de salud que permite plantear acciones de mejora y monitorizar los planes llevados a cabo. También se ofrece un plan formativo en aspectos relacionados con la seguridad del paciente en los centros. A partir de esta herramienta se está llevando a cabo un ensayo clínico aleatorizado por conglomerados que sigue en curso y en el que participan 59 centros de salud de tres localidades diferentes y unos 1000 profesionales. Hasta el momento no se han observado diferencias significativas pre y post estudio en cuanto a la cultura de seguridad del paciente, seguridad autopercibida por los pacientes y la tasa de hospitalizaciones en los últimos 12 meses. No obstante se debe tener en cuenta que la intervención se ha realizado en 2020 durante la crisis pandémica y pocos centros han conseguido llevar a cabo acciones de mejora. No obstante, los resultados del proyecto piloto en los que se basó esta intervención fueron más favorables, por lo que se pretende optimizar y poner la herramienta a disposición de las organizaciones.
Pedro Prieto Zambrano, residente de primer año de enfermería familiar y comunitaria en el CS Tórtola (Valladolid) con la comunicación titulada "¿Panadizo herpético o paroniquia?: a propósito de un caso", expuso el análisis de un error diagnóstico de un caso clínico mediante la espina de pescado de Ishikawa. Se trata de un lactante en el que se orienta una lesión cutánea como un panadizo, siendo el diagnóstico final una lesión herpética. Se aportan propuestas de mejora como la formación en patologías pediátricas para ampliar el abanico de diagnósticos diferenciales y la solicitud de pruebas complementarias en caso de dudas. Como otro aprendizaje de este caso se añadiría la oportunidad de  trabajar con la incertidumbre en atención primaria, ya que en muchas ocasiones no son las pruebas las que nos ayudan a tomar decisiones sino la evolución de los pacientes en las primeras horas y la posibilidad de la continuidad y la longitudinalidad en el cuidado.
Desde la perspectiva del impacto que ha supuesto la consulta telefónica para los servicios sanitarios y para los pacientes, Gerardo Garzón Gónzañez, de la gerencia asistencial de Madrid, nos presentó dos comunicaciones en relación a la consulta telefónica y los riesgos que implica para la seguridad de los pacientes. En la primera, titulada "Recomendaciones para una consulta telefónica efectiva y segura", expuso las herramientas diseñadas para mejorar su efectividad y minimizar los riesgos que conlleva. En base a un análisis del problema y a una búsqueda bibliográfica, se elaboraron tres documentos para difusión entre los profesionales: uno con recomendaciones generales, otro de seguimiento de pacientes crónicos y un guión de banderas rojas para motivos de consulta por síntomas agudos. De cada uno de estos documentos se elaboraron tres infografías. En cada uno de los documentos se establece una hoja de ruta para el profesional que realiza la consulta en los tres escenarios, de forma que existan orientaciones concretas en cuanto a señales de alerta o a indicaciones de consulta presencial. 
En la segunda comunicación titulada "Análisis de fallos potenciales mediante AMFE de la consulta telefónica en época de pandemia COVID-19", se expone el análisis de fallos potenciales en el proceso de la consulta telefónica y sus causas. A través de un grupo multidisciplinar, identificaron 9 etapas en la consulta telefónica con fallos, causas y efectos mediante AMFE y realizaron una priorización de fallos. Se detectaron 13 riesgos prioritarios en cada una de las etapas identificadas, siendo uno de ellos global en todas las etapas: la infrautilización de las consultas presenciales necesarias. Entre las causas de los fallos más repetidas se encontraban la sobrecarga asistencial, los despistes y olvidos, las interrupciones, y las dificultades en la comunicación. Están trabajando en la elaboración de acciones concretas para abordar las causas más repetidas.
Núria Hernández Ruiz, enfermera del CS Crevillente (Alicante), con la comunicación titulada "ACR en un centro de Atención Primaria", nos muestra el análisis realizado a partir de un error reportado por la entrega de la pauta de medicación anticoagulante, mediante la información facilitada por las herramientas de notificación de efectos adversos. Se detectaron errores en la administración de las pautas a pacientes erróneos que terminaban tomando dosis incorrectas durante días o semanas. A través de un análisis de planificación, recogida de datos y comprensión del evento, identificaron las causas subyacentes a través de la espina de Ishikawa. Las principales causas detectadas fueron la identificación errónea de la hoja de resultados, seguida de la no disponibilidad de un espacio físico, horarios inadecuados y por último, la presión asistencial. Con el resultado de este análisis se elaboró un plan de acción para minimizar el riesgo con las siguientes propuestas: entrega de la hoja de resultados a través de la plataforma salud, disponibilidad de los resultados con antelación por parte de hematología, cartelería informativa para evitar interrupciones en las consultas, establecer un horario para entrega de la pauta, pedir la colaboración de la asociación de pacientes anticoagulados de la zona básica de salud, e imprimir la pauta y verificar los datos .
Por último Mariana Tobaruela Soto, farmacéutica en el Servicio Murciano de Salud, con la comunicación titulada "Vitamina D y seguridad del paciente", tras ponernos en contexto de los riesgos de la sobredosificación por vitamina D y del incremento del 40% en su consumo durante 2020, nos muestra el análisis realizado en febrero de 2021 en relación a los errores de prescripción de vitamina D a propósito de un caso. Su objetivo fue analizar las prescripciones de vitamina D en receta electrónica y su posología de toda la región de Murcia, así como los niveles de vitamina D de la población seleccionada. Se informó a los prescriptores de los errores de medicación detectados y en caso de sobredosificación se contactó telefónicamente con el médico prescriptor. Se analizaron 31.248 prescripciones, encontrando un 4% de errores en la prescripción. Se elaboró un informe que se remitió a las gerencias para transmitir la información tanto a médicos de primaria como hospitalarios. También se informó a las comisiones de calidad y de seguridad del paciente y se realizaron intervenciones activas mediante llamadas telefónicas a los prescriptores de pacientes con niveles de vitamina D superiores a 100ng/ml. En abril se evaluó la intervención, y el 53% de las prescripciones fueron modificadas.
De esta enriquecedora mesa podemos extraer varias conclusiones. En primer lugar, hay que destacar la importancia de potenciar y de continuar trabajando con las gafas que nos aporta la visión de la seguridad del paciente. Por otro lado, remarcar la importancia de incorporar la percepción de la seguridad del paciente de los propios pacientes para llevar a cabo los planes de acción. Ha quedado patente la necesidad de revisar procesos diarios cuyos fallos la pandemia ha expuesto de forma más contundente, como las visitas domiciliarias, o los circuitos de dosificación de anticoagulantes, o la revisión de posibles errores de prescripción tan frecuentes y evitables. Por otro lado, la necesidad de evaluación de la implantación de una herramienta, no desconocida, pero hasta ahora infrautilizada, como la consulta telefónica, así como de la generación de documentos que hagan minimizar los riesgos que representa. Por último, la comunicación de un caso clínico por un residente de enfermería nos recuerda la incertidumbre con la que se trabaja en atención primaria cada día.
El video correspondiente a esta mesa con las ocho exposiciones y el debate posterior está disponible en abierto en los canales de YouTube de “Sano y salvo” y de la “SECA”. El libro con las 146 comunicaciones presentadas también está disponible para su consulta y descarga libre.

Publicado por Lourdes Luzón Y Aina Perelló.


Estrategias y recomendaciones para "No Hacer" y las consecuencias de no tenerlo en cuenta. Segunda mesa de ponencias de la XIII Jornada de Seguridad del Paciente en Atención Primaria


La atención sanitaria se convirtió en un ámbito de incertidumbre con la pandemia de COVID-19, se originaron cambios organizativos y en la actividad de los centros de salud, tanto en los nuevos procesos relacionados con la COVID-19 como en los procesos habituales, en la forma de acceso a la atención como en la prestación de los servicios y la continuidad de los cuidados. Aparecieron nuevas formas de atención no presencial (o se potenciaron) asociadas a riesgos no contemplados hasta ahora, incluido el ciberriesgo. Por tanto, es necesario un análisis desde la perspectiva de la seguridad del paciente y la gestión de los nuevos riesgos para ofrecer a los profesionales las medidas y recomendaciones más adecuadas para abordarlos con mayor seguridad.

En esta segunda mesa de la XIII Jornada de Seguridad del Paciente, se abordaron los “NO HACER” desde la perspectiva de la gestión, de la intervención comunitaria y de la asistencia en medicina de familia y pediatría:

María José Pérez Boillos en su ponencia “Estrategia “si NO es necesario puede HACER daño” en atención primaria en Castilla y León. Profesionales y pacientes en la misma dirección” nos indicó que  “No hacer” requiere de la participación de profesionales y pacientes y que la comunicación con el paciente, las TICs y los indicadores son algunas de las grandes herramientas para lograrlo con éxito.

Marta Sastre Paz nos presentó “Los No Hacer en Atención Comunitaria”, un documento colaborativo y vivo que fomenta el diálogo y que supone un paso más en la trayectoria del Programa de Actividades Comunitarias en Atención Primaria (PACAP) de semFYC.

Finalmente José Joaquín Mira Solves nos presentó la “Frecuencia y consecuencias de ignorar las recomendaciones no hacer en medicina de familia y pediatría. Resultados del estudio SOBRINA”. El 55% de los pacientes adultos y el 39% de los pediátricos recibieron, al menos, una indicación clasificada como “no hacer” entre 2018 y 2019.

La medicina defensiva y la persistencia de la cultura de la culpa sobre la cultura de seguridad del paciente son causas recurrentes de la sobreutilización y esta se ha relacionado con incidentes de seguridad. En el caso de la atención primaria, se ha encontrado una frecuencia de eventos adversos que oscila entre el 5% en adultos y el 6% en pediatría.

El video correspondiente a esta mesa con las tres ponencias y el debate posterior está disponible en abierto en los canales de YouTube de “Sano y salvo” y de la “SECA”. El libro con las 146 comunicaciones presentadas también está disponible para su consulta y descarga libre.


Publicado por Inmaculada Mediavilla Herrera.


Resumen de la Mesa de Comunicaciones 1 de la XIII Jornada de Seguridad del Paciente en Atención Primaria

 

En la primera mesa de comunicaciones de la XIII Jornada para la Seguridad del Paciente en Atención Primaria, celebrada el día 16 de junio de 20211, se expusieron ocho de las 16 mejores comunicaciones del congreso. Ocho espléndidas comunicaciones presentadas por médicos, enfermeros y farmacéuticos de atención primaria en las que se identificaron problemas y encontraron soluciones en pro de la mejora de la seguridad de los pacientes en el ámbito de la atención primaria y sociosanitaria. De estas comunicaciones, cuatro se presentaron como experiencias de mejora, dos como proyectos de mejora y dos fueron casos que enseñan.

La primera comunicación “Sistema de prescripción electrónica para centro residenciales: una barrera frente a los errores de medicación” fue presentada por Cecilia Calvo Pita del Servicio de Farmacia Sociosanitario del Servicio Navarro de Salud-Osasunbidea. Esta comunicación obtuvo además el reconocimiento Fernando Palacio a la mejora de la seguridad del paciente en atención primaria como “Mejor comunicación larga”. 

La segunda comunicación “¿La culpa fue del citocromo?”, fue un caso que enseña presentado por Carlos Jiménez Martínez, residente de medicina familiar y comunitaria (MFyC) del Centro de salud de Daroca (Madrid).

La tercera comunicación “Calidad del árbol de prescripción electrónica, más allá de la dispensación en farmacia” la presentó Mercedes Pereira Pía, farmacéutica de atención primaria (FAP) del Centro de Salud San Roque (Lugo).

La cuarta comunicación “Creando escenarios libres de sujeciones” la realizó María de los Ángeles Domínguez Domingo, médico geriatra del Centro Residencial El Valle (Montijo - Extremadura). Esta comunicación fue distinguida con el reconocimiento Fernando Palacio a la mejora de la seguridad del paciente en atención primaria como “Mención especial del público”.

Isabel Gómez Valbuena, del Servicio de farmacia de la Dirección asistencial Sureste (Madrid), defendió la quinta comunicación “Estrategia de comunicación del servicio de farmacia para garantizar un uso seguro de las vacunas frente a la COVID19”. 

La sexta comunicación fue un caso que enseña presentado por María Escorihuela Gimeno, residente de MFyC del Centro de Salud San Pablo bajo el título “Una errata en su receta”. Esta comunicación obtuvo el reconocimiento Fernando Palacio a la mejora de la seguridad del paciente en atención primaria como “Mejor comunicación oral breve en la modalidad Caso que enseñan de profesionales en formación”.

Interacción Triple Whammy: ¿qué podemos hacer?” fue la séptima comunicación. Una experiencia de mejora presentada por Natalia Alzueta Isturiz, FAP en el Servicio Navarro de Salud.

La octava y última comunicación “Aumentar la seguridad ante una situación de urgencias” fue defendida por Javier Carretero Sanz, enfermero en el Centro de salud Nuestra Señora de Fátima. (Madrid)

Tras la presentación de las 8 comunicaciones tuvo lugar un enriquecedor debate donde los autores de las comunicaciones contestaron a varias de las preguntas planteadas por los asistentes. La mesa estuvo moderada por Pastora Pérez Pérez, vocal de SECA y miembro del Grupo de trabajo de Seguridad del Paciente de SEMFYC, y Asunción Cañada Dorado, responsable de Seguridad del Paciente de la Gerencia Asistencial de Atención Primaria del SERMAS.

El video correspondiente a esta mesa con las ocho exposiciones y el debate posterior está disponible en abierto en los canales de YouTube de “Sano y salvo” y de la “SECA”. El libro con las 146 comunicacionespresentadas también está disponible para su consulta y descarga libre.

Publicado por Pastora Pérez Pérez


La actualidad en Seguridad del Paciente en un clic: últimos tuits de @sanoysalvoblog

Artículos, noticias y otros contenidos relacionados con la Seguridad del Paciente en general y especialmente en Atención Primaria, publicados en nuestra cuenta de Twitter @sanoysalvoblog*

*El equipo que mantiene @sanoysalvoblog está compuesto por Cecilia Calvo Pita @cecilicp y Jesús Palacio Lapuente @je_pala. Realiza la publicación de estas selecciones Txema Coll Benejam @txemacoll


"NO HACER" en Atención Familiar y Comunitaria y las implicaciones formativas. Primera mesa de ponencias de la XIII Jornada de Seguridad del Paciente en Atención Primaria

 

Durante los días 16 y 17 de junio de 202 se celebró la XIII Jornada de Seguridad del Paciente en Atención Primaria en formato virtual. Con esta entrada iniciamos una serie en las que presentaremos los resúmenes de las cuatro mesas que se llevaron a cabo, dos de ponencias y otras dos de comunicaciones. 

La primera mesa de la jornada fue moderada por María Fernández de la Sociedad Española de Medicina Familiar y Comunitaria (SEMFYC) y Ángel Mataix de la Sociedad Española de Farmacéuticos de Atención Primaria (SEFAP) e intervinieron Montserrat Gens Barbera presentando la experiencia en la gestión de riesgos durante la pandemia COVID19 de una dirección de Atención Primaria (AP); Juan José Jurado que describió las recomendaciones No Hacer en enfermería familiar y comunitaria elaboradas por Asociación de Enfermería Comunitaria (AEC) y la Federación de Asociaciones de Enfermería Comunitaria y de Atención Primaria (FAECAP); y José Saura Llamas que habló de la necesidad de incorporar la Seguridad del Paciente (SP) en la formación sanitaria especializada. 

Montserrat Gens Barbera describió como la pandemia modificó no solo las rutinas de trabajo en los equipos de AP sino también su estructura, destacando la importancia del liderazgo de las direcciones de AP y las unidades de calidad junto con los profesionales de los centros de salud (CS).

El desarrollo de estrategias relacionadas con la SP se mostró fundamental a la hora de afrontar la gestión del riesgo que suponía los cambios que se provocaron en los equipos. En este contexto fue de gran ayuda la utilización de la Aplicación Proactiva en Seguridad del Paciente (PRO SP), herramienta que facilita el desarrollo de la gestión clínica con seguridad, elaborando cuadros de mando, mapas visuales, directrices y tareas concretas y, en definitiva, guiando a los profesionales en la adaptación del modelo en cada fase de la pandemia.

Entre las acciones, destacan: 1) la habilitación de un “Hotel Salud” para garantizar el aislamiento domiciliario, en caso necesario, gestionado desde AP mediante un equipo multidisciplinar liderado por enfermería; 2) la creación de dispositivos centralizados para realizar la pruebas  diagnósticas fuera de los CS y de esta manera preservar su misión; 3) la creación de un área de gestión de pacientes y una unidad COVID con la finalidad de desplegar un nuevo modelo organizativo de gestión a la demanda que atendiera las llamadas derivadas de los CS; 4) la gestión del proceso de vacunación y sus incidencias utilizando la herramienta PRO SP.

En definitiva, se pretendió centralizar los aspectos epidemiológicos para dirigir los esfuerzos a mejorar la accesibilidad, recuperar la presencialidad y la longitudinalidad que caracteriza a la AP mediante la redistribución de tareas y la creación de nuevos roles.

Juan José Jurado recordó la metodología de trabajo del proyecto Compromiso por la Calidad de las Sociedades Científicas en España que se inició en 2013 y la presentación en 2018 de las recomendaciones de enfermería familiar y comunitaria en el Ministerio de Sanidad

En el proceso de elaboración, las sociedades científicas (SSCC) a través de un grupo de expertos, identificaron 10 intervenciones sanitarias que fueron consideradas innecesarias por no existir evidencia de su utilidad, no ser coste-efectivas o tener una efectividad escasa o dudosa. GuíaSalud propuso otras 5 y finalmente las 15 intervenciones resultantes se sometieron a un panel de expertos de 20-25 personas de cada SSCC que mediante metodología Delphi seleccionaron las 5 que se incorporaron en el proyecto. Dado que las 10 recomendaciones no seleccionadas no se pueden considerar menos importantes, en la mesa se presentaron las 15 recomendaciones No Hacer previas a la priorización, las 10 propuestas por las SSCC (FAECAP y AEC) y las 5 que seleccionó GuíaSalud, aunque se describen con más detalle las 5 recomendaciones que se propusieron finalmente después de las rondas Delphi y que fueron: 1) No recomendar el uso de flotadores para la prevención de las úlceras por presión; 2) No aplicar de manera habitual povidona yodada para limpiar las heridas crónicas salvo cuando se precise disminuir la carga bacteriana; 3) No utilizar apósitos de plata para prevenir la infección de lesiones cutáneas ni en heridas sin signos claros de infección local; 4) No realizar masajes sobre prominencias óseas para la prevención de las úlceras por Presión; 5) No utilizar de forma rutinaria povidona yodada en niños menores de dos años, especialmente en recién nacidos menores de un mes.

José Saura Llamas manifestó que por el momento no hay una respuesta concreta a la pregunta de cómo enseñar a No Hacer, por lo que constituye un campo de investigación formativa muy atractivo y una gran oportunidad de innovación.

La formación en SP debe contemplarse en el pregrado y en la formación continuada, pero fundamentalmente debe consolidarse durante la formación sanitaria especializa dada la importancia de la adquisición de buenos hábitos y rutinas. Por ello, estas competencias se deben incluir con carácter prescriptivo en los programas docentes de las especialidades de Atención Familiar y Comunitaria (AFyC).

La idea de la SP como un área competencial y oportunidad formativa para los residentes de AFyC fue el contenido central de un artículo del grupo de trabajo de SP de Semfyc en el que se aborda la necesidad de la formación en SP, su ausencia en el programa de la especialidad de MFyC, la propuesta que se hacía en ese momento y los resultados esperables. 

Por otra parte, señaló a la motivación como el elemento clave de la formación de los MIR y EIR de AFyC, destacando como fuentes de motivación a: los pacientes y sus problemas; las situaciones en la consulta en las que “las cosas van mal” y las ocasiones en las que la atención a la población produce en el profesional sufrimiento, ansiedad o malestar. Estos aspectos constituyen la base argumental del “Triángulo Motivador” configurado por el error clínico, el paciente difícil y el incidente crítico. Estos tres vértices tienen elementos motivadores comunes y están relacionados con los principios éticos de no maleficencia, equidad y justicia y de beneficencia.

Finalmente recordó la publicación del grupo de trabajo de SP de semfyc para empezar a trabajar en la formación de SP a través de diferentes casos clínicos.

El video correspondiente a esta mesa con las tres ponencias y el debate posterior está disponible en abierto en los canales de YouTube de “Sano y salvo” y de la “SECA”. El libro con las 146 comunicaciones presentadas también está disponible para su consulta y descarga libre.

Publicado por José Ángel Maderuelo, Marisa Torijano y Pilar Astier.