Avances médicos con intereses ocultos

La defensa y el cuidado de la salud de nuestros pacientes es el valor máximo de los médicos de familia. La palabra defensa cobra dimensión en esta Tribuna del periódico El País del día 17-10-2010 en la que la defensora del Lector, en respuesta a una carta del Dr Enrique Gavilán nos da una lección magistral de Seguridad del Paciente y nos demuestra que la práctica de una medicina rigurosa y crítica es un garante que ofrecemos a nuestros pacientes.

Un nuevo medicamento fue presentado desde la sección de sociedad de éste periódico como "una nueva era en el manejo del dolor", dando una información incompleta, sesgada y no contrastada, además de basada en artículos promovidos por el mismo laboratorio farmacéutico, como se ha demostrado posteriormente. Todo ésto fue analizado por el Dr Gavilán quien, además de evidenciar la inconsistencia de la información, ha llevado a la publicación de la Tribuna donde se rectificaban los datos no contrastados.

Vale la pena leerla porque, en la descripción de los hechos y en sus comentarios, Milagros Pérez Oliva -Defensora del lector- hace un análisis de la estrategia de algunas empresas farmacéuticas para lograr la prescripción de su producto mediante la manipulación de los pacientes. De obligada lectura los últimos párrafos, donde describe cómo no debe ser un proceso. Magnifico trabajo del Dr. Gavilán y rigurosa y ética reacción de Milagros Pérez Oliva


Publicado por Pilar Marcos