Estrategias y recomendaciones para "No Hacer" y las consecuencias de no tenerlo en cuenta. Segunda mesa de ponencias de la XIII Jornada de Seguridad del Paciente en Atención Primaria


La atención sanitaria se convirtió en un ámbito de incertidumbre con la pandemia de COVID-19, se originaron cambios organizativos y en la actividad de los centros de salud, tanto en los nuevos procesos relacionados con la COVID-19 como en los procesos habituales, en la forma de acceso a la atención como en la prestación de los servicios y la continuidad de los cuidados. Aparecieron nuevas formas de atención no presencial (o se potenciaron) asociadas a riesgos no contemplados hasta ahora, incluido el ciberriesgo. Por tanto, es necesario un análisis desde la perspectiva de la seguridad del paciente y la gestión de los nuevos riesgos para ofrecer a los profesionales las medidas y recomendaciones más adecuadas para abordarlos con mayor seguridad.

En esta segunda mesa de la XIII Jornada de Seguridad del Paciente, se abordaron los “NO HACER” desde la perspectiva de la gestión, de la intervención comunitaria y de la asistencia en medicina de familia y pediatría:

María José Pérez Boillos en su ponencia “Estrategia “si NO es necesario puede HACER daño” en atención primaria en Castilla y León. Profesionales y pacientes en la misma dirección” nos indicó que  “No hacer” requiere de la participación de profesionales y pacientes y que la comunicación con el paciente, las TICs y los indicadores son algunas de las grandes herramientas para lograrlo con éxito.

Marta Sastre Paz nos presentó “Los No Hacer en Atención Comunitaria”, un documento colaborativo y vivo que fomenta el diálogo y que supone un paso más en la trayectoria del Programa de Actividades Comunitarias en Atención Primaria (PACAP) de semFYC.

Finalmente José Joaquín Mira Solves nos presentó la “Frecuencia y consecuencias de ignorar las recomendaciones no hacer en medicina de familia y pediatría. Resultados del estudio SOBRINA”. El 55% de los pacientes adultos y el 39% de los pediátricos recibieron, al menos, una indicación clasificada como “no hacer” entre 2018 y 2019.

La medicina defensiva y la persistencia de la cultura de la culpa sobre la cultura de seguridad del paciente son causas recurrentes de la sobreutilización y esta se ha relacionado con incidentes de seguridad. En el caso de la atención primaria, se ha encontrado una frecuencia de eventos adversos que oscila entre el 5% en adultos y el 6% en pediatría.

El video correspondiente a esta mesa con las tres ponencias y el debate posterior está disponible en abierto en los canales de YouTube de “Sano y salvo” y de la “SECA”. El libro con las 146 comunicaciones presentadas también está disponible para su consulta y descarga libre.


Publicado por Inmaculada Mediavilla Herrera.


0 comentarios: