La seguridad del paciente, una oportunidad y una necesidad en la formación de los residentes de medicina de familia

La revista Atención Primaria ha publicado el artículo editorial "La seguridad del paciente, un área competencial y una oportunidad formativa para los residentes de medicina familiar y comunitaria", del que son autores José Saura Llamas y el Grupo de Seguridad del Paciente de SEMFYC, que edita este blog.

Se trata de una reflexión que trata de relacionar, razonadamente, la seguridad del paciente (SP) con la necesidad de formación reglada de los residentes de medicina familiar y comunitaria en este campo.

Se parte de la existencia de una necesidad, mejorar la seguridad de los pacientes, que es ya una línea estratégica fundamental en los planes y programas de salud. Como han demostrado varios estudios (entre ellos, y destacado, el español APEAS en 2008), la SP es un problema importante de la Atención Primaria.

Actualmente, la formación programada y reglada de los especialistas de medicina familiar y comunitaria no contempla la SP, ni como un área formativa ni como una competencia específica a adquirir por estos residentes.

Existe la oportunidad para dar respuesta a esa necesidad, ya que la manera más eficiente de que un grupo de profesionales de la salud adquiera una competencia es que se incluya dentro de su programa reglado de formación. Desde 2005, tras la publicación del programa oficial de la especialidad, la formación en medicina familiar y comunitaria reconoce que se debe centrar en la adquisición de competencias profesionales. Las unidades docentes están en un proceso de adaptación al Real Decreto 183/2008 sobre Formación Especializada. Esta norma incluye la necesidad de elaborar un Plan Individual de Formación para cada residente que priorice la adquisición de competencias muy significativas, tanto transversales como longitudinales o troncales.

El Portafolio puede ser un instrumento fundamental en la formación y en la evaluación formativa de estos residentes. Y la SP es un área muy adecuada para incluir en el mismo, como demostración de la adquisición de estas competencias. Ejemplos típicos de algunas de ellas son: los errores clínicos, los efectos adversos y los incidentes críticos.

El editorial propone incluir la SP como un área competencial esencial, porque está relacionada con muchas competencias que ya figuran en el programa formativo, como son la comunicación asistencial, el razonamiento clínico, la gestión clínica, el trabajo en equipo, los sistemas de información, la gestión de la calidad, la responsabilidad civil y médico-legal y la bioética. Por lo que, a través del desarrollo de esta estrategia formativa, se podrían adquirir, al menos en parte, muchas de estas competencias.

En definitiva se trataría, como objetivo final, de mejorar la formación de los profesionales y la seguridad de los pacientes.

La seguridad del paciente, un área competencial y una oportunidad formativa para los residentes de medicina familiar y comunitaria. Saura Llamas, J. y Grupo de Seguridad del Paciente de SEMFYC. Aten Primaria. 2010;42:539-40.



Publicado por José Saura Llamas