Revisión de la medicación en paciente pluripatológicos

La revista Atención Primaria ha publicado dos artículos relacionados: Evaluación de la adecuación del tratamiento farmacológico en pacientes pluripatológicos de Galván-Banqueri et al. y un comentario al respecto de Eladio Fernández-Liz titulado ¿Cómo revisar la medicación en los pacientes pluripatológicos?. Reseñamos ambos a continuación.

El tema es relevante desde el punto de vista de la seguridad del paciente, ya que, como señala Fernández-Liz, los pacientes pluripatológicos sufren mayores tasas de efectos adversos como consecuencia de tratamientos o intervenciones. La revisión sistemática de la medicación es necesaria en todos los pacientes, pero especialmente en los que presentan comorbilidad, habitualmente también polimedicados.

El estudio de Galván-Banqueri et al. analizó la adecuación del tratamiento farmacológico -realizando, en su caso, intervenciones para su mejora- en 244 pacientes pluripatológicos de la Unidad de Gestión Clínica de Atención Médica Integral del Área Hospitalaria Virgen del Rocío.

Se estudiaron las siguientes variables farmacoterapéuticas: indicación, eficacia, diagnóstico o síntoma no tratado, dosis, duración, pauta horaria incorrecta, instrucciones al paciente, contraindicaciones, interacciones relevantes, duplicidad terapéutica, coste-efectividad y vía de administración.

La evaluación se realizó mediante la combinación de un método implícito: el cuestionario Medication Aproppriateness Index (MAI) modificado y un método explícito: la lista de criterios Screening Tool of Older Person's potentially inappropriate Prescription/Screening Tool to Alert doctors to the Right (STOPP-START).

Se detectaron numerosa inadecuaciones, un total de 840, la mayoría interacciones. Respecto a los criterios STOPP,  los más frecuentemente incumplidos fueron los siguientes: clase de medicamento duplicada y uso prolongado de benzodiacepinas de vida media larga o con metabolitos de acción larga. Para los START, los  más frecuentes fueron la ausencia de IECA en la insuficiencia cardiaca crónica y de estatinas y antiagregantes en la diabetes mellitus si coexisten uno o más factores de riesgo. Un inciso sobre este último y controvertido tema: el AAS no aporta beneficios al diabético tipo 2 sin enfermedad cardiovascular previa, según un estudio observacional del registro sueco de diabetes, publicado en BMJ Open, que puede verse reseñado en español en red-GEDAPS.

El artículo de Fernández-Liz está escrito de una manera eminentemente práctica. Por ejemplo, propone una técnica bien conocida por médicos y enfermeras de primaria: decirle al paciente que traiga en una bolsa todo lo que toma, sea comprado en farmacia o en herbolario: medicación con y sin receta, vitaminas, suplementos y plantas medicinales. Es una manera práctica, sencilla y eficaz de que el profesional pueda ver exactamente todo lo que el paciente está tomando.

Se destaca en el artículo de Fernández-Liz que deberían priorizarse aquellas intervenciones que permitan optimizar la adherencia a los tratamientos más efectivos, reducir el riesgo asociado a la polimedicación, y desprescribir los medicamentos con mayores riesgos.

Galván-Banqueri M, González-Méndez AI, Alfaro-Lara ER, Nieto-Martín MD, Pérez-Guerrero C, Santos-Ramos B. Evaluación de la adecuación del tratamiento farmacológico en pacientes pluripatológicos. Aten Primaria. 2013 May;45(5):235-43.

Fernández-Liz E. ¿Cómo revisar la medicación en los pacientes pluripatológicos?. Aten Primaria. 2013 May;45(5):233-4.


Publicado por Jesús Palacio