ISMP: importancia de la apariencia de los medicamentos en la prevención de errores de medicación

Como ya comentamos en este blog, la regulación de la apariencia de los medicamentos que contienen el mismo principio activo puede jugar un papel importante en la prevención de los errores de medicación.

El boletín del Instituto para el Uso Seguro del Medicamento estadounidense (ISMP por sus siglas en inglés) se hace eco del debate que existe a nivel de práctica clínica cotidiana sobre la diferente apariencia de las medicaciones orales, cuando pasan del formato de la marca comercial a la presentación como genéricos. Este hecho ocurre porque el color, forma y tamaño de las pastillas son también propiedad intelectual de la compañía farmacéutica de la marca, y la industria de genéricos podría verse en demandas judiciales si las presenta de igual manera que el fármaco de marca.

Las recomendaciones finales del boletín transmiten la preocupación del ISMP sobre el tema, como factor contribuyente en la aparición de errores de medicación, así como su apuesta decidida para trabajar en reducir las potenciales confusiones de medicación por su diferente aspecto. Para ello propone dos estrategias complementarias.

La primera propuesta, una solución parcial pero fácil de implantar, es que el fármaco genérico mantenga el aspecto, color y forma del de la marca original, una vez vencida la patente de ésta. De esta forma, se reduciría el riesgo de confusión del comprimido, tableta o cápsula por parte del paciente. Es una estrategia de mejora de la similitud factible, ya que el impacto en el proceso de manufacturación de la industria farmacéutica sería bajo, no tendrían que cambiar sus cadenas de producción (moldes, blisters...) y la industria de genéricos podría adaptarse conforme los medicamentos fueran pasando a genéricos con el tiempo.

Pero el ISMP también plantea un abordaje de la cuestión a fondo: la estandarización de la presentación de medicaciones bioequivalentes, junto con un sistema de etiquetado estandarizado universal, para lo que es necesario proceder igualmente a la creación de un catálogo homologado estandarizado de denominaciones de fármacos con la descripción de sus dosis, excipientes, etc.

Estas dos medidas (misma apariencia y mismo etiquetado) mejorarán la seguridad de los medicamentos, ya que permitirán una correcta identificación de los fármacos, mejorarán la adherencia al tratamiento por parte de los pacientes y, por tanto, mejorarán la eficacia global de la terapia farmacológica.

El ISMP plantea que estas medidas deberían llevarse a cabo, en USA, a través de la FDA (Food and Drug Adminitration, que es el organismo que evalúa y aprueba los fármacos y los productos alimentarios en ese país). Esta agencia debería tener en su código de aprobación de productos estos criterios de seguridad del paciente, de tal forma que las compañías farmacéuticas se vieran obligadas a cumplirlos para que sus productos fueran aprobados.

+ info:

ISMP. Oral solid medication appearance should play a greater role in medication error prevention

V. en este blog Si son iguales, que parezcan iguales. Prescripción por principio activo y seguridad del paciente



Publicado por Pilar Astier