Mejorar la calidad de la prescripción y, como consecuencia, la seguridad del paciente, es posible en la Atención Primaria

La revista Atención Primaria ha publicado el artículo titulado: Plan de mejora de los indicadores de farmacia en un área sanitaria de atención primaria de Madrid: descripción de resultados.

Se trata de un estudio cuasiexperimental con grupo control, para evaluar los resultados de un plan de mejora de los indicadores de farmacia del Área 7 de Atención Primaria (AP) de la Comunidad de Madrid. Los autores utilizaron para ello los indicadores de prescripción y las notificaciones relacionadas con la seguridad de los medicamentos. Valoraron la diferencia entre el periodo postintervención (enero – diciembre 2008) y preintervención (enero – diciembre 2007).

El artículo trata de estos dos temas, la prescripción de medicamentos y las notificaciones de errores de medicación, buscando una metodología aplicable y útil en AP.

Se trata de una colaboración entre farmacia de AP, la dirección médica, un técnico de salud y los 397 médicos de AP que participación en el grupo de intervención.

En dicho plan se pusieron en marcha una serie de acciones de mejora tales como: jornadas para fomentar el uso racional del medicamento, talleres y sesiones formativas en los centros de salud con peores resultados, entrevistas con los médicos con indicadores más mejorables, publicación de notas breves periódicas sobre medicamentos, así como el reconocimiento de aquellos médicos con buenos indicadores, entre otras.

Las 26 acciones se describen en el artículo (incluidas las 7 que no se pudieron llevar a cabo) de forma muy detallada, incluyendo el cronograma, lo que permite reproducirlas en otros ámbitos.
De los resultados del trabajo destacamos que las mejoras porcentuales de los indicadores acumulados fueron para EFG del 0,29 %, para estatinas del 1,17 %, para ARAII del 0,61% y para omeprazol del 0,37%.

El incremento en el área de las notificaciones de sospechas de reacciones adversas a medicamentos (RAM) graves fue del 180% y el de notificadores de RAM del 233%, mejorando los datos a los del conjunto de la AP de Madrid (48 y 21% respectivamente). La notificación de errores de medicación presentó incrementos similares en ambos grupos.

La estimación del ahorro conseguido es de 543.800 €.

Aunque en la bibliografía las intervenciones específicas que han demostrado ser más efectivas son las visitas formativas y los sistemas informatizados de ayuda en la toma de decisiones, los autores insisten en que, en conjunto, las intervenciones multifocales tienen mejores resultados.

Los autores concluyen que la puesta en marcha de un plan de mejora planificado con la participación de profesionales de los centros de salud y basado en una estrategia multifocal de acciones factibles y concretas, puede ser una herramienta útil para la mejora de los indicadores de farmacia. Y que deben seguir trabajando en la mejora de dicho plan.

Aunque quizás, desde el punto de vista de los profesionales de AP, lo importante es la demostración de que con este tipo de iniciativas proactivas, con medidas realistas y aplicables, y con la participación de todos los estamentos implicados, se puede mejorar la calidad asistencial, y la seguridad de los pacientes (siendo la mejora de los indicadores sólo una aproximación metodológica).


Publicado por José Saura