Error del Paciente: Una Taxonomía Preliminar.

Objetivo: La investigación actual sobre los errores asociados a la atención sanitaria se centra casi exclusivamente en los errores del sistema y de los profesionales de la asistencia sanitaria. Se tiende a excluir a los pacientes como origen de errores que pueden influir en su salud. El objetivo del equipo de investigación fue identificar los tipos de errores en los que los pacientes pueden contribuir y ayudar a gestionarlos, especialmente en atención primaria.

Métodos: Se empleó la técnica del grupo nominal con 8 grupos de pacientes y 3 grupos de profesionales de Atención Primaria en Auckland, Nueva Zelanda, durante el año 2007. Los miembros de estos grupos aportaron y ayudaron a clasificar los diferentes tipos de errores potenciales asociados al paciente. El equipo investigador sintetizó las ideas surgidas de los grupos nominales en una taxonomía de errores asociados al paciente. El equipo investigador no consideró “error del paciente” aquella situación que suponía fallo en la atención pero en la que el paciente había realizado una elección consciente, valorando el riesgo-beneficio del fallo, ejemplo: no acudir a una cita médica para no faltar al trabajo y perder parte del salario.

Resultados: Esta taxonomía presenta un sistema de tres niveles que abarca 70 tipos de errores potenciales del paciente. El primer nivel clasifica 8 categorías de error en 2 grupos principales: errores por acción y errores mentales. Los errores por acción se deben total o parcialmente a la actuación de los pacientes y son errores ligados a la asistencia, errores ligados a la asertividad y errores ligados a la adherencia. Los errores mentales son los asociados a los procesos del pensamiento de los pacientes; son errores asociados a la memoria, ligados a la consciencia sobre los hechos (por exceso y por defecto de atención), asociados a juicios erróneos (por errores de valoración, fallos en la monitorización, fallos en los registros o expectativas al margen de la realidad) y -a mayor distancia- los asociados a déficit de conocimientos y a actitudes que no favorecen la salud.

Conclusión: Esta taxonomía es un primer intento para entender y reconocer cómo los pacientes pueden cometer errores y qué pueden hacer los médicos para influir de forma que puedan ayudar a los pacientes a actuar con seguridad. Hay una necesidad de ir más allá de ver los errores del paciente, del médico y del sistema como categorías de error independientes. El paso siguiente más importante puede ser la investigación que intente comprender cómo los pacientes, los médicos y los sistemas interactúan en la generación y reducción de los errores.

Fuente: Stephen Buetow, Liz Kiata, Tess Liew, Tim Kenealy, Susan Dovey, and Glyn Elwyn
Patient Error: A Preliminary Taxonomy Ann Fam Med 2009 7: 223-231
Acceder
a artículo completo http://www.annfammed.org/cgi/reprint/7/3/223

Lola Martín