DianaSalud: Divulgación de Iniciativas para Analizar la Adecuación en Salud. Un recurso a consultar y desarrollar

El nombre DianaSalud es un acrónimo que resume el propósito de esta página web: Divulgación de Iniciativas para Analizar la Adecuación en Salud.

La página web DianaSalud ha sido desarrollada por el Programa de Epidemiología Clínica del Centro de Investigación Biomédica en Red de Epidemiología y Salud Pública (CIBERESP).

El CIBERESP es un consorcio público, creado por el Instituto de Salud Carlos III, cuya misión es generar una estructura de investigación en red en España para el desarrollo de políticas en salud pública.

Una de las iniciativas que se divulga a través de DianaSalud es MAPAC, cuyo nombre es igualmente un acrónimo que resume su objetivo: Mejorar la Adecuación de la Práctica Asistencial y Clínica. La iniciativa MAPAC está coordinada por el Servicio de Epidemiología Clínica y Salud Pública del Hospital de la Santa Creu i Sant Pau.

La adecuación hace referencia al balance riesgo-beneficio de una determinada prestación (medicamentos, procedimientos diagnósticos o terapéuticos, cirugías, terapia física) y al valor clínico que esta pueda tener, en comparación con otras prestaciones disponibles. Una prestación inadecuada es aquella con un balance riesgo-beneficio negativo, dudoso o de poco valor clínico.

La mejora de la adecuación es un componente clave en la calidad asistencial y una acción necesaria para la utilización razonable, rigurosa y transparente de los recursos sanitarios, en la medida que se reducen las prestaciones inadecuadas y se impulsan aquellas con un claro beneficio y de mayor valor clínico.

La iniciativa MAPAC busca mejorar la adecuación de la práctica asistencial y clínica a través de la identificación de prestaciones potencialmente inadecuadas, la formulación de recomendaciones y la propuesta de acciones para reducirla. También busca promover la utilización de mejores alternativas en caso de estar disponibles. La mejora de la adecuación es un proceso sistemático, explícito y tiene como elementos principales el juicio crítico de la evidencia científica disponible y la participación activa de clínicos, gestores y expertos metodológicos (ver metodología MAPAC abajo).

La página de inicio ofrece diferentes posibilidades como:

- Consultar las iniciativas identificadas para mejorar la adecuación.

- Consultar las recomendaciones o análisis formulados para mejorar la adecuación utilizando uno o varios criterios específicos de búsqueda:
  • Iniciativa: escogiendo en el menú desplegable el grupo o institución autor de la recomendación.
  • Especialidad: escogiendo en el menú desplegable por ejemplo Anestesiología, Cirugía, Pediatría o Salud Pública.
  • Tipo de intervención: escogiendo en el menú desplegable el tipo de intervención/prestación, por ejemplo diagnóstica, farmacológica, rehabilitadora o preventiva.
  • Año de publicación: definiendo un año o intervalo de años, por ejemplo 2000 o 2000-2013.
  • Tipo de recomendación: escogiendo en el menú desplegable si el tipo de recomendación que quiere consultar está A favor o En contra del uso de una determinada intervención/prestación.
  • Término de búsqueda: escribiendo una o más palabras clave que no estén disponibles en los criterios anteriores y que hagan referencia a la población, al problema de salud o a la intervención.
- Reportar una nueva recomendación o un análisis de adecuación.

Es un mecanismo a través del cual se puede proponer la publicación de alguna recomendación o análisis que hayan sido evaluados por personas, grupos o instituciones y que no hayan sido identificados en esta página web. 

La metodología seguida por las unidades que conforman la iniciativa MAPAC consta de las siguientes etapas: 

1. Identificación de prestaciones susceptibles de análisis, a través de tres mecanismos:
  • Encuesta a profesionales clínicos, jefes de servicio o departamento.
  • Consulta continua de la literatura científica.
  • Comunicación espontánea de un profesional de la salud o paciente o ciudadano.
2. Priorización a partir de los siguientes criterios, entre otros:
  • Prestaciones de mayor coste económico.
  • Prestaciones relacionadas con enfermedad avanzada o recurrente.
  • Prestaciones de uso frecuente en personas de edad muy avanzada.
  • Prestaciones que se considere estén relacionadas con estancias o visitas innecesarias o que representen un riesgo para el paciente.
  • Prestaciones que se consideren innecesarias o redundantes.

3. Evaluación individualizada de las prestaciones priorizadas. La evaluación de la adecuación se basa en una serie de criterios, algunos de ellos procedentes de la metodología GRADE:

  • Calidad de la evidencia científica
  • Balance entre beneficios y riesgos de la prestación
  • Potencial impacto económico: costes y frecuencia de uso de la prestación
  • Resultados clínicos derivados de la aplicación de la prestación
  • Grado de consenso existente
  • Disponibilidad de alternativas a la prestación
  • Estudios de investigación en curso, relacionados con la prestación
  • Literatura científica disponible sobre los valores y preferencias de los pacientes

4. Generación de recomendaciones explícitas que justifiquen y definan las condiciones de utilización de la prestación analizada.

5. Formulación de acciones de mejora. Las acciones pueden incluir:
  • Sesiones y reuniones explicativas a los profesionales de la salud implicados en el uso de las prestaciones evaluadas.
  • Cambios en los protocolos y guías específicos relacionados con la prestación.
  • Filtros y ayudas informáticas en los sistemas de información utilizados en la práctica asistencial y clínica.
  • Monitorización y comunicación con los profesionales de la salud implicados en el uso de las prestaciones evaluadas.
  • Comunicación a autoridades sanitarias involucradas con el uso o la financiación de las prestaciones evaluadas.

6. Divulgación de las recomendaciones. Los resultados de la evaluación y las acciones de mejora se sintetizan en una ficha de divulgación, que se realiza a nivel general y específico.

7. Monitorización y evaluación del impacto de las acciones.


Publicado por Pilar Astier Peña