"Atención primaria más segura", nuevo proyecto del Programa de Seguridad del Paciente de la OMS



En febrero de 2012 tuvo lugar en Ginebra una reunión promovida por la Organización Mundial de la Salud con participación de expertos de distintos países con el fin de analizar las siguientes cuestiones:
  • Evaluar y priorizar los déficits de conocimiento en seguridad del paciente en el primer nivel asistencial y atención ambulatoria.
  • Analizar los datos disponibles sobre frecuencia, características, posibilidades de prevención y gravedad de los eventos adversos.
  • Considerar los retos al respecto en función del nivel económico y de desarrollo de los países.
  • Valorar la posibilidad de establecer procedimientos de estudio comunes entre países.
  • Proponer una hoja de ruta orientada, tanto a mejorar el acceso a una atención primaria segura y de calidad, como a mejorar el conocimiento sobre la seguridad del paciente en este nivel.

En la reunión se presentaron trabajos de diferente índole y de diferentes entornos geográficos y organizativos y se realizó un ejercicio de priorización de problemas y actuaciones a desarrollar cuyas conclusiones.

Como aspectos problemáticos comunes de la seguridad del paciente en atención primaria a destacar señalaría los siguientes:

  1. En relación a la frecuencia de eventos adversos en los estudios desarrollados  y, con la limitación que supone no disponer de una taxonomía común, la cifra de eventos adversos se situaría en una cifra próxima al 2% de los pacientes atendidos.
El uso generalizado del primer nivel asistencial y la frecuentación del primer nivel, convierte un riesgo aparentemente reducido en un importante riesgo poblacional.

  1. Los déficits de conocimiento necesario para mejorar la seguridad del paciente y sesgos y  limitaciones del ya disponible se podrían agrupar en los siguientes apartados:
    1. Insuficiente calidad de la evidencia disponible.
    2. Dificultades para medir frecuencia de incidentes y daños, cultura de la seguridad
    3. Indefinición e imprecisiones en los componentes (numerador, denominador,..) utilizados en estudios de frecuencia y de indicadores de calidad.
    4. Falta de utilización de una taxonomía común: se confunden en bastantes estudios conceptos como error, incidente y evento adverso.
    5. Indefinición respecto al contexto en que se realiza y lo que se entiende por atención primaria y/o ambulatoria.
    6. Utilización de diferentes métodos de cuantificación y análisis: Sistemas de notificación, trigger tools (instrumentos de alarma) ,…
    7. Insuficiente capacitación y formación de los profesionales en bastantes países.
    8. Adherencia insuficiente de los profesionales a prácticas y procedimientos seguros.
    9. Recomendación del uso de bundles o paquetes sencillos de listas de verificación para cuestiones frecuentes del trabajo diario  tales como insulina, antiagregantes, betabloqueantes, transición de pacientes,...
    10. Percepción, a nivel global, de que la seguridad del paciente no está en la agenda política de muchos países por desconocer la magnitud del problema y las oportunidades de reducción del riesgo.
    11. Existencia de problemas en la continuidad asistencial (domicilio - primer nivel - hospital) y la transición de los pacientes y retrasos diagnósticos y terapéuticos.

  1. Como propuestas de mejora a destacar, cabe señalar las siguientes:
    1. Combinar enfoques cualitativos y cuantitativos en el estudio de la seguridad del paciente en atención primaria.
    2. Reforzar los estándares de estructura y procesos en cuanto a formación, recursos,…
    3. Promover la formación y el liderazgo clínico en la seguridad del paciente en el primer nivel.
    4. Promover el uso compartido de los errores y las experiencias para aprender al respecto y mejorar la calidad y la seguridad.
    5. Trabajar en el desarrollo de tool-kits (kits de herramientas), procedimientos y prácticas seguras efectivas, eficientes y sostenibles.
    6. Promover y facilitar la formación on line de profesionales en aspectos como  la comunicación, el trabajo en equipo y el empoderamiento (capacitación) del paciente

  1. En la hoja de ruta a a seguir se considera relevante disponer de un documento, una declaración o líneas directrices respecto a nivel global en el que se incluyeran aspectos como:
    1. La importancia y la prioridad de la seguridad del paciente en atención primaria.
    2. La necesidad de promover un enfoque sistemático de la seguridad, más que un enfoque individual centrado en el error.
    3. Orientación sobre los déficits de conocimiento prioritarios para investigar y los métodos a tal fin.
    4. Propuestas de actuaciones de mejora tanto en la gestión como en la práctica asistencial.


Publicado por Carlos Aibar