Restricción de las indicaciones de trimetazidina


Con motivo de la aparición de datos de seguridad que relacionaban el tratamiento con trimetazidina (Idaptan®, trimetazidina EFG) con la aparición de síntomas neurológicos tales como parkinsonismo, síndrome de piernas inquietas, temblor o inestabilidad en la marcha, la EMA realizó una revisión del balance beneficio-riesgo de este medicamento en sus indicaciones autorizadas en los distintos países de la UE.

Como resultado de dicha revisión, la AEMPS emitió esta semana una nota de seguridad en la que se recogen las siguientes recomendaciones dirigidas a los profesionales sanitarios:
  • No iniciar nuevos tratamientos con trimetazidina para el tratamiento de cuadros de vértigo o tinnitus.
  • Su uso en angina de pecho debe ser como tratamiento coadyuvante de otras alternativas de primera línea cuando el paciente no se controla adecuadamente o en caso de intolerancia a las mismas.
  • No utilizar trimetazidina en pacientes con enfermedad de Parkinson, parkinsonismo, temblores, síndrome de piernas inquietas y otras alteraciones del movimiento, así como en pacientes con insuficiencia renal grave.
  • Aunque no se considera urgente, se debe revisar el tratamiento de los pacientes que utilizan actualmente trimetazidina según lo expuesto anteriormente y, valorar el cambio a otras alternativas terapéuticas.
  • Valorar la reducción de dosis en pacientes de edad avanzada o con insuficiencia renal moderada.
  • Suspender el tratamiento con trimetazidina en el caso de que el paciente presente alteraciones del movimiento. Si estos síntomas perduran después de cuatro meses después de suspender el tratamiento, la situación clínica del paciente deberá ser valorara por un neurólogo.

Publicado por Sano y salvo