Beneficios y riesgos del cribado de cáncer de mama. Volvemos sobre el tema.

El Nordic Cochrane Center de Dinamarca, dirigido por el profesor Peter C Gøtzsche, ha publicado en BMJ un nuevo estudio a propósito de los beneficios y riesgos de los programas de cribado del cáncer de mama.

Se trata de un estudio complejo, elaborado a partir de los datos del registro del cáncer de Noruega, del que ofrecemos la traducción literal de sus conclusiones y de los apartados “Qué se sabe sobre este tema” y “Qué añade este estudio”:

Conclusiones.


El cribado de cáncer de mama mediante mamografía se asocia con un aumento notable en las tasas de cirugía de mama. A diferencia de lo que se afirma en convocatorias de cribado y en los sitios web apoyados por numerosas instituciones gubernamentales y organizaciones benéficas de detección del cáncer, la detección no conduce a una reducción en las tasas de mastectomía. Cuando el cribado se introdujo en Noruega, se incrementaron las tasas de mastectomías. En los últimos años, como resultado de cambios en la política quirúrgica, las tasas de mastectomía se han reducido para todo público, pero sobre todo para los grupos de edad que no participan en el cribado.


¿Qué se sabe sobre este tema?


• El cribado mediante mamografía aumenta las tasas de cirugía de mama

• A las mujeres invitadas al cribado se les informa de que participar en el cribado reduce el riesgo de someterse a una mastectomía

Lo que este estudio añade


• El cribado mediante mamografía se asocia con un aumento en las tasas de mastectomía, en especial cuando el programa de cribado se encuentra en su fase de introducción

• Las mujeres deben ser informadas de que el aumento de las tasas de cirugía de mama en las participantes en los programas de cribado se debe en parte a mayores tasas de mastectomía

En resumen: no parece que los programas de cribado disminuyan las tasas de mastectomías.

El estudio enlaza con otro ya reseñado en este blog, tanto en una entrada específica como en otra más general, en la que se planteaba la necesidad de informar no solo de las ventajas sino también de los riesgos de participar en el cribado.

En todo caso no se trata de cuestionar los resultados del cribado (que Gøtzsche estimaba en una vida salvada por cada 2.000 mujeres que siguieran el programa durante 10 años) sino en la revisión de las indicaciones del tratamiento quirúrgico y del tipo de tratamiento más adecuado en cada caso, y de insistir en la información veraz a las mujeres y a los profesionales de los riesgos y beneficios de estos programas.

El Centro Nórdico Cochrane ha elaborado un documento informativo, disponible en castellano, que se justifica así:

“Hemos escrito este folleto porque la información suministrada a las mujeres cuando son convocadas a participar en un cribado de cáncer de mama con mamografía es insuficiente y sesgada. Las cartas de invitación enfatizan los beneficios del cribado, pero no refieren cuántas mujeres sanas podrían experimentar los perjuicios más importantes o sufrir un sobrediagnóstico y tratamiento.”

Este documento informativo está accesible en http://www.cochrane.dk/screening/mamografia-es.pdf (consultado el 17/10/2011)

El artículo completo al que hace referencia esta entrada está accesible libremente en http://www.bmj.com/content/343/bmj.d4692.full
(consultado el 17/10/2011)

Ver en este blog:

El cribado del cáncer de mama puede evitar muertes, pero tiene sus riesgos


Menos actuaciones médicas, menos daños, más salud



Publicado por Fernando Palacio