Una encuesta de cultura de la seguridad en servicios de atención primaria de salud en Turquía

A survey on patient safety culture in primary health care services in Turkey

BODUR S, FILIZ E

Int J Qual Health Care 21: 348–355. [PMID: 19/700779]

Objetivo. Evaluar la cultura de seguridad del paciente en unidades de atención primaria en salud.

Método. Diseño. Estudio transversal, utilizando la versión Turca de la encuesta de cultura de seguridad hospitalaria desarrollada por la Agencia para la Investigación Sanitaria y Calidad (AHRQ, Agency for Healthcare Research and Quality) y un cuestionario con variables demográficas. Ámbito. Doce centros de atención primaria en el centro de la ciudad de Konya, Turquía. Participantes. 180 profesionales de atención primaria, incluyendo médicos de familia, enfermeras, matronas y otros profesionales. Intervención. ninguna. Principal Medida de resultado/s. Se evaluaron la puntuación sobre la cultura de la seguridad incluyendo subescalas de 12 dimensiones y 42 ítems, el grado de seguridad del paciente y el número de eventos notificados.

Resultados. 54 (30%) de los participantes eran médicos de familia, 48 (27%) enfermeras, 51 (28%) matronas y 27 (15%) otros profesionales. La puntuación media general para la percepción positiva de cultura de la seguridad en las unidades de atención primaria fue 46 +/-20 (43-49 CI). No se encontraron diferencias relacionadas con la profesión de los miembros del personal. Entre las dimensiones de seguridad del paciente, aquellas con los mayores porcentajes de valoraciones positivas fueron el trabajo en equipo dentro de las unidades (76%) y la percepción general de la seguridad (59%), mientras que las que obtuvieron el menor porcentaje de respuestas positivas fue la frecuencia de notificación de eventos adversos (12%) y la respuesta no punitiva al error (18%). La comunicación de errores fue infrecuente en el 87% de los médicos de familia, el 92% de enfermeras y el 91% de otros profesionales, indicando que no informan o proporcionan retroalimentación sobre los errores.

Conclusión. Mejorar la cultura de la seguridad debería estar entre las prioridades de los administradores. Los profesionales de la salud, deberían ser estimulados a notificar errores sin miedo a las acciones punitivas.
Publicado por: José Ángel Maderuelo