Médicos e industria: Amistades peligrosas

La naturaleza, amplitud y consecuencias, no sólo económicas sino desde el punto de vista de la seguridad del paciente, de las relaciones entre los clínicos y la industria es siempre objeto de debate, controversia y reacciones a nivel internacional (un ejemplo a destacar es la plataforma “NO GRACIAS”). Todos los implicados, administraciones sanitarias, entidades proveedoras y profesionales, somos responsables de racionalizar y garantizar el equilibrio de estas relaciones y como siempre, cuando no hay más alternativa, debe corresponder a los Estados la responsabilidad de salvaguardar y priorizar los derechos comunes ante los intereses particulares y sus consecuencias.

“A cada cual, lo suyo” dice Andreu Segura en El País. El profesor de la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona y responsable de Salud Pública del Instituto de Estudios de la Salud, se adentra en la cuestión de forma magistral. Recomendamos su lectura.

Editado por Marisa Torijano