La organización, las normas y las actuaciones profesionales auditadas desde el punto de vista de la seguridad clínica en equipos de atención primaria

En la revista Atención Primaria se ha publicado un avance del artículo original Auditorías en seguridad clínica para centros de atención primaria. Estudio piloto.
Se trata de un estudio descriptivo transversal mediante encuesta personalizada heteroadministrada, realizado desde junio de 2008 hasta febrero de 2010, en trece equipos de atención primaria (EAP) del ICS Costa de Ponent, Barcelona. Con el objetivo de detectar procesos organizativos, infracciones de normas o actuaciones profesionales que supongan niveles de inseguridad clínica.
Destacamos este estudio por representar un interesante enfoque de la seguridad clínica en la atención primaria en nuestro país y porque que pone el énfasis en las causas achacables al sistema o a su funcionamiento, y no en responsabilizar o culpabilizar a los profesionales.
Describe los resultados obtenidos de una encuesta construida con 33 indicadores de  cuatro áreas que han demostrado su relación con la seguridad clínica:
  • Procedimientos
  • Cultura y actitud ante la seguridad clínica
  • Formación
  • Comunicación
Participaron 55 profesionales, que podemos considerar como informadores clave, y que corresponden a las categorías: director/a, adjunto/a, responsable del servicio de admisión, y médico/a centinela.
Los EAP estudiados presentaron niveles de inseguridad (respuesta positivas < del 50% de los encuestados) en los siguientes criterios:
  • En la recepción de nuevos profesionales médicos en los centros.
  • En la administración de inyectables por enfermería.
  • En el sistema de verificación de realización y de recogida de domicilios de enfermería los fines de semana.
  • Gestión de las interconsultas urgentes a otros especialistas, y de pruebas complementarias.
  • Interacciones con pacientes agresivos.
  • Por la presencia de incidentes críticos en las agendas de los médicos.
  • Barreras de comunicación sobre los planes terapéuticos: no comprensión por los pacientes del plan terapéutico.
  • Barreras idiomáticas con pacientes inmigrantes.

Sin embargo se mostraron niveles aceptables de seguridad clínica o fortalezas (respuestas positivas > 50%) en otros muchos aspectos, algunos de ellos inesperados, como por ejemplo:
  • El avituallamiento y mantenimiento al día de los maletines.
  • La comunicación médico – enfermera.
  • Los turnos de guardia.
  • La reanimación cardíaca.

Mostraron mejor percepción de seguridad los centros rurales, los centros docentes y los centros pequeños.

A destacar en este estudio:
  • Aporta información cualitativa sobre un campo poco estudiado hasta ahora en nuestro país y que es clave para la mejora de la seguridad del paciente.
  • Proporciona información importante y útil para instaurar o mejorar programas de seguridad clínica en los centros de atención primaria.
  • Se describe y se demuestra el funcionamiento de un sistema de auditoría interna fácil y sencilla de aplicar en el entorno laboral habitual.
  • La agenda de la seguridad clínica está presente en los centros de salud: la mayor parte de los centros de salud auditados ha puesto en marcha medidas de seguridad en la recepción de nuevos profesionales, avituallamiento de material clínico, comunicación médico-enfermera, turnos de guardia o reanimación cardíaca.
  • Las deficiencias encontradas en procedimientos, circuitos y comunicación resultan fácilmente abordables por los propios equipos y las instituciones.
Los autores concluyen que el  principal obstáculo para poner en marcha políticas de mejora en la seguridad clínica no es la falta de cultura en seguridad del propio profesional (que se ha demostrado que tiene esa cultura) sino la resistencia al cambio.
Del carácter de estudio piloto puede deducirse que los autores piensan seguir investigando en esta línea, validando los criterios / preguntas de la encuesta y aplicándola a más centros de atención primaria, lo que resolvería dos de las limitaciones que los autores asumen en la discusión del artículo. 

Publicado por José Saura Llamas