La reconciliación terapéutica reduce errores de medicación

Los editores de la Revista de Calidad Asistencial, en la publicación de septiembre-octubre de 2010, han seleccionado como tema para su editorial la conciliación de la medicación como herramienta de mejora de la seguridad del paciente.

El autor revisa los principales trabajos de investigación realizados para cuantificar la importancia de los efectos adversos ligados a la medicación (EAM) en cuanto a porcentaje de ingresos por EAM prevenibles, aumento de los días de hospitalización e incremento de la tasa de mortalidad. Los EAM son el motivo más importante de eventos adversos en hospitales y en atención primaria.

Identifica los factores que con más peso contribuyen a los EAM:
- falta de comunicación eficaz de la información.
- Falta de coordinación entre niveles sanitarios.
- Falta de registro adecuado, actualizado y accesible de la medicación.
- Vulnerabilidad al error en los momentos de cambio de responsable del paciente.

Frente a esta realidad propone el promocionar el proceso de conciliación de la medicación. Este proceso tiene como meta el garantizar un listado completo y actualizado de la medicación del paciente, obtenido de fuentes de información clínicas y contrastado con el paciente o el cuidador.

El proceso de conciliación es un círculo de calidad que se vuelve a activar con la incorporación de una nueva medicación. Con este sistema se reducen errores y efectos adversos en torno al 15%. A tenor de lo comentado, el circuito resulta sencillo y lógico, pero su aplicación requiere un esfuerzo de coordinación multidisciplinar de los profesionales sanitarios en el hospital y en primaria.

Comenta varias iniciativas puestas en marcha para mejorar la situación:

- La experiencia del Hospital de Wisconsin en 2001, pionero en el diseño de herramientas para crear, actualizar y conciliar la medicación durante el ingreso.
- Proyecto de conciliación terapéutica en los hospitales del Estado de Massachusets.
- NICE-NPSA: en 2007 han publicado recomendaciones, herramientas y soluciones para llevar a cabo la conciliación de la medicación en el ingreso, en todos los hospitales del NHS.
- En España, la coordinación entre niveles asistenciales se incluye como un área de mejora del Plan Nacional de Calidad del Sistema Nacional de Salud. El Servicio Madrileño de Salud incluyó en 2009, entre los objetivos de farmacia, el establecer un procedimiento para conciliar la medicación al alta y entregar la hoja explicativa de medicación a los pacientes.

Las principales barreras que han encontrado estos proyectos son:

- Falta de tiempo. La conciliación requiere entre 11 y 120 minutos por paciente, según la complejidad del caso.
- Falta de comunicación entre profesionales.
- Falta de herramientas y recursos que faciliten el proceso de conciliación.
- Inversión económica en recursos y personal.
- Falta de conocimiento fármaco-terapéutico.
- Falta de definición de responsabilidades de los profesionales en cada etapa.

Concluye el autor que es crucial reconocer que la adopción de prácticas seguras requiere un cambio en el sistema, lo que lleva tiempo y mucha dedicación. Escribir listados de medicación habitual de forma adecuada y segura es una tarea compleja. Las nuevas tecnologías, como la historia clínica electrónica, facilitan el esfuerzo pero no son la única solución.

Coordinación multidisciplinar para asegurar la correcta medicación del paciente: conciliación de la medicación
A.M. Martín de Rosales Cabrera
Rev Calidad Asistencial. 2010;25:239-43.