Recomendaciones sobre la TAO de la Comarca Ekialde de Osakidetza

El control de la terapia anticoagulante oral (TAO) es una de las actividades de riesgo que se realizan habitualmente en Atención Primaria. La generalización de esta terapia ha hecho que se cambiara la gestión de la misma, y de ser controlada celosamente debido a su alto riesgo por los hematólogos cuando había pocos casos, ha pasado a ser controlada en las consultas de primaria, que dicho sea de paso están y estaban perfectamente capacitadas para hacerlo.

Al ser una actividad que comporta un riesgo el grupo de seguridad de la Comarca Guipuzcoa Ekialde de Osakidetza (Proyecto Babesbidean) desarrolló el pasado año un AMFE sobre TAO. Por otra parte hemos analizado 14 incidentes al respecto, lo que nos da una cierta experiencia en el tema.

Presentamos aquí un listado de aquellos aspectos que creemos pueden ser de interés común.También sobre la TAO, recordar un artículo aparecido en la Revista Española de Calidad Asistencial, que describe minuciosamente el AMFE que se desarrolló en el Area 4 de Madrid.


Recomendaciones sobre la TAO de la Comarca Guipuzcoa Ekialde.

. A tratar con Hematología y la Dirección Médica

Los programas de hospital y primaria han de estar conectados, de manera que Hematología tenga toda la información que se genera en Primaria y viceversa. Algunas organizaciones tienen programas independientes.

Ha de ser muy fácil contactar persona a persona con Hematología, tanto por teléfono como por correo electrónico. Esto incluye también los turnos de tarde.

Es conveniente crear un grupo de seguimiento para tratar problemas de la TAO. Deberían estar al menos la representante de la unidad funcional de Seguridad responsable de este tema, la Dirección Médica, el jefe de sección de Hematología y alguien con conocimiento e influencia en el sistema informático. De entrada podrían revisarse las instrucciones a los pacientes, el protocolo para los profesionales, la conexión entre primaria y hematología (de programas y de comunicación interprofesionales), los criterios sobre inicio de TAO y finalización de TAO, etc. Además de todos los incidentes de seguridad.

Condiciones y circuito para derivación a Hematología con carácter urgente.

Sesiones de mantenimiento en los centros con un hematólogo, tanto de los aspectos clínicos como del programa. Revisiones el protocolo. Información sobre Aldocumar, manejo de valvulopatías, manejo de las heparinas, etc. Incluir la información sobre interacciones con fármacos, alimentos y otras causas. Aclarar temas como la relación entre “interferencias” y el cálculo de Parma, utilidad de dicho cálculo, etc

. A tratar en los centros

Formación para médicos y enfermeras. Formación a sustitutos, eventuales, etc. Tutorización. La determinación del INR y su manejo es uno de los procesos de mayor riesgo, sino el de más, que se realiza en las consultas, ya que si hay un error es muy difícil de detectar (si un ECG sale mal se puede ver, si un INR está mal hecho o no se trata adecuadamente no se puede saber a no ser que el resultado sea muy llamativo). Las enfermeras que hacen sustituciones deben ser tutorizadas por enfermeras expertas antes de asumir la responsabilidad.

Información al paciente. El objetivo de este punto es que el paciente conozca los riesgos y condiciones de la TAO y como está organizado el proceso en su organización sanitaria, de manera que pueda circular con seguridad por el sistema. Por eso el principio fundamental es ASEGURAR QUE EL PACIENTE ENTIENDE LAS INSTRUCCIONES. Hay muchas hojas de recomendaciones disponibles. Se pueden tener varias impresas e imprimir la hoja de medicación por la otra cara.

Cuando se cita al paciente se ha de comprobar, si los pacientes se citan en la unidad de Admisiones, que la fecha coincide con la indicada por el programa. Insistir en que es consciente de la fecha. Si la cita es por teléfono insistir doblemente. Asegurar que en las recogidas de resultados de TAO a domicilio salen con la cita dada. Podría hacerse una especie de check list para los administrativos.

Los pacientes anticoagulados deben ser atendidos por su médico y por su enfermera. La TAO no puede ser un proceso paralelo donde el paciente no es de nadie

Debe haber un espacio tanto en la agenda de enfermería como en la médica para atender la TAO, y ambas agendas deben ir coordinadas. En el caso de desplazados o paciente complejos deben tener una cita para una consulta normal

Trabajar siempre en soporte informático

Cada consulta de enfermería dispone de su coagulómetro.

Hojas de instrucciones para las consultas de enfermería con instrucciones claras de manejo del coagulómetro

Notificar todos los incidentes.

Comprobar la dosis semanal hasta estar seguro de que el programa no falla


Con esta entrada queremos facilitar a los profesionales de Primaria algunas orientaciones que les permitan hacer más seguro el manejo de la TAO, y animarles a que nos envíen los materiales que hayan trabajado -en este y otros campos- para poderlos compartir .

Y nuestro agradecimiento a la Comarca Ekialde y al grupo del proyecto Babesbidean por permitirnos la publicación.


Publicado por Fernando Palacio